Archivo de la categoría: Webber

Chris Webber se retira definitivamente

Uno de los mejores cuatros de la historia de la Liga, uno de los que reinventó su posición en los 90, Chris Webber ha anunciado hoy que se retira oficialmente del baloncesto profesional. Y lo hace en la franquicia en la que empezó, Golden State Warriors, donde esta temporada solo ha jugado unos cuantos partidos hasta que se lesionó. Precisamente esta lesión ha sido el detonante para que el bueno de Weber cuelgue definitivamente las botas. Una pena, se va uno de los grandes de verdad, aunque ya no estuviese a su nivel.

Enlace de la noticia: www.nba.com/warriors/news/Webber_Retirement_032608.html

Webber se retira 

Anuncios

… Y Webber regresa a los Warriors 14 años después

Webber 1994    Webber 2008

“Con gran orgullo y humildad anuncio mi regreso a los Golden State Warriors, el lugar donde todo comenzó”. Con estas palabras Chris Webber confirmaba su vuelta al equipo californiano y a la NBA tras pasarse todo lo transcurrido de temporada sin equipo. Ya no es el de antes, tiene las rodillas bastante cascadas que le impiden rendir a su nivel, pero a sus 34 años resultaba chocante que no estuviese en ningún equipo todavía con mucho baloncesto que ofrecer en sus manos. Es uno de mis jugadores favoritos, un ala-pivot que reinventó su puesto junto con Charles Barkley y Kevin Garnett. Su visión de juego, su creatividad, su fuerza y contundencia, su tirito de cinco metros, sus contragolpes (cuando las piernas le respondían), sus movimientos al poste… Lo tenía todo, sobretodo cuando jugaba en los Kings de principios de 2000.

Como bien ha dicho Webber, ha vuelto al equipo donde comenzó su andadura en la NBA, allá por el año 1994. Fue número 1 del Draft de aquel año (elegido por los Magic que traspasaron su elección a los Warriors) y elegido Rookie del Año. Pero no fue una temporada fácil a pesar de que compartía plantilla con Chris Mullin y un jovencísimo Latrell Sprewell. El galardón como novato del año se vio empañado por una relación tormentosa como pocas (el affair Shaq-Bryant se queda en una broma) con el entrenador, Don Nelson. Curiosamente el actual técnico de Golden State Warrior es… adivínenlo… sí, Don Nelson. Nunca llegaron a conectar, ni en los planteamientos dentro la cancha ni en el trato fuera de la misma. Webber, con gran soberbia, quería hacerse con el control del equipo, ser el líder, algo que Nelson no estaba dispuesto a permitir. En una ocasión, durante un contragolpe frente a Charlotte, Webber realizó un pase por la espalda que terminó en la manos de un aficionado de la grada. Nelson lo sentó inmediantamente. Situaciones como esta fueron habituales a lo largo de toda la temporada y los Warriors  traspasaron a final de temporada a su mejor hombre y una de las mayores promesas de futuro de la Liga junto a Shaquille O´Neal. Su destino fueron los Washington Bullets, donde se volvió a juntar con Juwan Howard tras haber estado juntos en Michigan State y formar una de las mejores parejas de hombres altos del baloncesto universitario.

Por un lado resulta lógico que Webber vuelva a donde empezó, a sus raíces, tal y como hizo el año pasado al pasar por el equipo NBA donde él nació, Detroit Piston (estado de Michigan). Pero resulta muy extraño que vuelva con el entrenador que provocó su salida de ese equipo. Aunque durante todos estos años ni se dirigieron la palabra, hace año y medio, en el verano de 2007, Nelson parecía que había enterrado el hacha de guerra y comentaba lo siguiente: “Creo que ambos hemos madurado mucho. Él ahora es una persona diferente. Es mayor. Le vi en Detroit y le di un fuerte abrazo. Pasamos parte de nuestra vida juntos. Una parte muy pequeña, pero afortunadamente ambos aprendimos sobre ello”. Y desde entonces (al menos eso quiero entender yo), Webber también parece que ha aprendido de aquello y viene con una actitud diferente que se desprende de sus palabras en la presentación:  “Con gran orgullo y humildad anuncio mi regreso a los Golden State Warriors”.

Yo ya era fan de los Warriors por el juego que practican (y por Baron Davis), pero desde ahora soy fan a muerte de estos Golden State y su “small-ball”. Larga vida a Chris Webber. Y a Don Nelson, uno de los mejores entrenadores de este deporte. A ver si es verdad que no tienen los problemas de antaño, porque el puesto de Ala-Pivot y Pivot son uno de los puntos débiles de este equipo. 

Pistons: la salida de Mohammed abre la posible vuelta de Webber

Hermann y Brezec antes de un partido con Detroit

Los Detroit Pistons han traspasado a su cuarto pivot en la rotación, Nahzr Mohammed, por dos jugadores de Charlotte Bobcats: Primoz Brezec y Walter Hermann. Este movimiento es doblemente interesante. Por un lado se refuerzan con dos jugadores “de equipo” que van a aportar cosas interesantes. Brezec aporta intimidación, rebote y solvencia en ataque, con un buen tiro de 4-5 metros y movimientos interesantes en la zona. Hermann, viejo conocido de la ACB, destaca por su versatilidad para jugar de 3 y 4, su capacidad para defender a las estrellas rivales en los puestos de escolta (Bryant, Lebron…) y tiro de tres. Ambos jugadores refuerzan aún más su candidatura al anillo, sobretodo porque se adaptarán muy pronto y no les importa tener un papel secundario.

Por otro lado, se deshacen de un jugador poco utilizado que tenía una ficha de 20 millones de dólares y que les imposibilitaba su traspaso por lo descompensado que está con su aportación en la cancha. Este hueco salarial y el hecho que los dos jugadores recién incorporados terminen contrato esta temporada hace posible que los Pistons se planteen la vuelta de Chris Webber, uno de los mejores cuatros de la historia junto con Garnett y Malone. No está en su mejor momento ni mucho menos (la edad y unas rodillas muy castigadas por las lesiones), pero seguro que si finalmente se incorpora aportará muchas cosas. Es la clase de veteranos (caso de Robert Horry) que te hacen ganar anillos, tal y cómo intentaron a mitad de la temporada pasada con su contratción.

Para ampliar la noticia del traspaso podéis visitar esta página.

P.D.: Este traspaso explica los pocos minutos que estaban gozando ambos jugadores, sorprendente tras el buen rendimiento de ambos la temporada pasada, sobretodo en el caso de Hermann en el último tramo.