Archivo de la categoría: Chris Paul

Chris Paul for MVP

Dado como ha evolucionado la Liga regular en los últimos partidos parece casi seguro, salvo catástrofe, que Nueva Orleans se hará con el valiosísimo primer puesto del Oeste. Por lo tanto, creo que la balanza del próximo MVP de la liga regular se decanta del lado de Chris Paul, o al menos debería ser así. Milagrosamente está promediando mejores números que Nash en muchos apartados (24 puntos, 13 asistencias y casi tres robos por partido), de hecho podría acabar liderando los campos de asistencias y robos por partido por primera vez desde que lo consiguiera John Stockton. Domina el juego como pocos bases, anota y además reparte juego como el que más. Si a eso le sumamos decisiones inteligentes y siempre orientadas a sus compañeros y no al beneficio personal, tenemos al base perfecto de la NBA, una especie en extinción. Mi voto en estos momentos va por Chris Paul, aunque soy consciente que es muy probable que se lo lleve Kobe Bryant. Chris Paul for MVP.

Anuncios

Partidazo de CP3 y nueva locura de “Lee” Bowen

Anoche se enfrentaron dos de los gallitos de la conferencia Oeste. Nueva Orleans y San Antonio. La sorpresa del año y el vigente campeón. Y la variedad de duelos en la cancha hacía que el partido fuese aún más interesante. Bowen y Stojakovic, Duncan y West, Thomas y Chandler, Ginobili contra el mundo, y, sobretodo, Tony Parker y Chris Paul. Ambos jugadores bordaron un partido impresionante, con numerosos intercambios de canasta en los que ninguno parecía fallar. La variedad de recursos y enorme presencia que transmite en pista Chris Paul (pese a su tamaño) hizo que un momento dado fuese prácticamente indefendible. Y no solo por sus canastas, sino por la facilidad que tienen este jugador para el pase. Un jugador que sabe leer cada jugada y se adapta a las debilidades del rival: que le dejas penetrar, pues te machaca con bandejas; que le defiendes a muerte, pues comienza a asistir gracias a sus extraordinario manejo del balón. Y ahí Parker no tenía nada que hacer, pues el se limitó a anotar, no a involucrar a sus compañeros, lo que convierte a Paul en doblemente peligroso.

Pues bien, en un momento dado, Parker se vio incapaz de frenar a Paul y tuvo que salir a escena Bruce “Lee” Bowen, el especialista defensivo tanto de escoltas, aleros como bases. Y también sabía que, dado el estado de gracia de CP3, le iba a resultar imposible detenerlo, por lo que utilizó sus artimañas, que son básicamente su juego sucio y llevar los partidos a un juego muy físico. No voy a enumerar su CV en este apartado, porque es muy extenso y recordado. Su táctica es sacar de quicio a los jugadores que están enrachados, como ayer Paul, mediante un juego físico que lleva al extremo de violencia: codazos, patadas, empujones, tropiezos voluntarios con el rival. Pero todo con mucha “profesionalidad”, como si no estuviese haciendo nada. Futbolísticamente se podría decir que su forma de actuar es “a la italiana”. Ayer, en una jugada en la que el balón estaba dividido propinó dos intentos de rodillazo a Chris Paul que estuvieron a punto de hacerle bastante daño. Previamente había buscado un tropezón tras un rebote que acabó con ambos jugadores en el suelo. Y el bueno de Bowen levantando los brazos como si no hubiese ocurrido nada. La NBA debería utilizar el vídeo en estos casos y sancionar a este tipo de jugadores. No son jugadas aisladas. Es una forma de comportarse que se repite temporada tras temporada y que, desgraciadamente, se ha convertido en su arma favorita para parar a las estrellas rivales.

El incidente de los rodillazos no se sancionó con técnica o antideportiva. Bowen pensaba que había sacado de quicio al base de los Hornets. Pero nada más lejos de la realidad. La joven estrella de 22 años está hecho de otra pasta y, como los grandes, le sirvió para crecerse aún más y acabar de doblegar a San Antonio (100-75). La tarjeta al final del partido reflejaba 26 puntos, 17 asistencias y tres robos con unos extraordinarios porcentajes. Sin lugar a dudas un clarísimo candidato al MVP, por su juego, sus números y la extraordinaria/sorprendente temporada de Nueva Orleans. Os dejo el vídeo con la jugada polémica: