Rudy, en el momento adecuado

¿Alguno cree en el destino? ¿Y en la suerte? Yo creo que en
determinadas circunstancias, la suerte sí tiene mucha importancia y
puede cambiar el rumbo de tu vida. Hay una película, “Dos vidas en un
instante”, que explica muy bien esto.

Una chica (Gwyneth Paltrow) va a coger el metro como todos los días.
Está bajando las escaleras que dan al andén y de repente se da cuenta
que si no corre perderá ese tren. Pero, a pesar de su esfuerzo las
puertas del tren se cierran en sus narices. A partir de ahí la
película abre dos líneas argumentales: una sobre la vida de esa chica
después de haber perdido ese tren y otra, totalmente diferente, de su
vida si no hubiese perdido ese tren.

La película es interesante por ese punto, cómo puede cambiarnos la
vida un detalle aparentemente sin importancia como es perder o no un
tren. Si no lo hubiese perdido hubiera conocido a un chico en el
vagón que no hubiera conocido de otro modo, etc., etc…

A Rudy Fernández le pasó algo parecido este verano. España se
enfrentaba a Estados Unidos en la final de los Juegos Olímpicos de
Pekín. Ya había firmado con los Blazzers, pero Rudy quería
reivindicarse ante el que es su entrenador (Nate McMillan formó parte
del staff técnico de la selección estadounidense). El jugador español
se salió, con grandes triples, mucha intensidad en ataque y defensa
y, sobre todo, un mate espectacular ante el mayor intimidador de la
NBA: Dwight Howard. Una jugada que no pasó desapercibida para nadie.

Todas estas circunstancias hicieron que fuera recibido como una
superestrella (que en el fondo lo es, pero ya sabemos cómo son los
yankees), tanto los aficionados (esperándole en el aeropuerto antes
de su presentación) como  su entrenador, que le vio (y sufrió) en la
final. El mate también fue muy importante, pues dio la vuelta al
mundo y lo vieron todos los estadounidenses (Rudy podría haber hecho
el mismo matazo o mejor frente a Angola, pero no lo habría visto
ningún americano).

Sin estas circunstancias, seguramente no habría gozado de tantas
oportunidades como está teniendo en pretemporada.

Con todo esto no digo que no importe el esfuerzo ni calidad de Rudy,
sino que para triunfar son necesarios pequeños detalles como éstos
para tener la oportunidad de demostrar lo que uno vale. Lo mismo nos
ocurre a todos en las entrevistas de trabajo: estar en el momento

adecuado en el que la empresas busca a alguien con tu perfil… Más allá de que seamos válidos o no para el puesto.

Y esto lo digo porque ya sabemos lo tacaño que es Nate, que se lo pregunte a Sergio… Por fortuna parece que Nate ha cambiado de actitud y dará oportunidades a los dos españoles. Este año los Blazzers han hecho un equipazo, pero ya habrá tiempo de hablar de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: