Archivos Mensuales: febrero 2008

Garbajosa comienza a ver la luz

No es gran cosa, pero en un caso como el suyo conviene agarrarse a cualquier noticia positiva. Aunque todavía utiliza muletas para desplazarse, ayer Jorge Garbajosa participó por segundo día consecutivo en algunas sesiones de tiro tras el entrenamiento de los Toronto Raptors. Al parecer, los lanzamientos los realizaba sin apoyar la pierna operada, pues todavía no está en condiciones para aguantar su peso. “Los días pasan y cada vez me encuentro mejor. No hay una gran diferencia a cómo estaba hace dos días, pero mentalmente es importante para mi”, aseguró el jugador español tras su sesión de tiro. Sobretodo es importante el hecho que empiece a tener contacto con el balón y acelerar así su recuperación, pues el propio jugador ve más cerca el final del túnel. Y en este tipo de lesiones tan largas la motivación es importantísima, como bien sabe Garbo. El año pasado la motivación era estar con la selección española, lo cual aceleró innecesariamente su recuperación. Este año su motivación es estar listo para Playoffs o, en su defecto, su posible participación en los JJ.OO. (aunque esto lo veo más complicado si previamente no ha jugado con los Raptors).

Os dejo con una foto que saqué de Garbajosa en la Copa del Rey de Madrid 2006, curiosamente en una jugada idéntica a la que provocó su lesión. Una muestra del poderío y entrega que aporta Garbajosa.

Garbajosa Copa del Rey 2006 

Anuncios

El momento de la verdad para T-Mac

Tras la reciente lesión de Yao Ming por una fractura en el pie que le tendrá apartado lo que resta de temporada (y es duda para los JJ.OO.), Tracy McGrady se encuentra ante una situación que todo el mundo estará pendiente de él. Para lo bueno y para lo malo. Para la gloria o para el fracaso. Siempre se le ha acusado de no tener el liderazgo de los grandes de este deporte, de las superestrellas, algo parecido a lo que le pasa a su primo Vince Carter (¿será genético?). Nunca ha superado la primera ronda de Playoffs, ni en el Este ni ahora en el Oeste. Ni siendo líder (Orlando) ni como escudero de lujo (Houston) de Yao. El jugador chino deja el equipo en posición de Playoff y con una racha de 12 victorias seguidas. ¿Será capaz T-Mac de mantener esta posición hasta final de temporada regular? Y si lo consigue, ¿será él sólo capaz de pasar, por fin, la primera ronda? Yo tengo serias dudas, más bien diría que no, sobretodo por sus recientes problemas.

T-Mac y Yao lesionado 

Davka cerrado hasta marzo

Como muchos sabréis ya el santuario para la descarga de partidos NBA, Davka, permanece cerrado. El problema es que han superado el ancho de banda que tienen contratado para el mes y hasta que no llegue marzo no funcionará con normalidad. Ahora sólo está disponible para los que tienen una cuenta abierta, que creo que son los que hacen donaciones (precisamente para cubrir los gastos de los servidores). Así que paciencia, que ya quedan pocos días.

Efecto Shaq

Todavía es pronto para emitir cualquier conclusión definitiva, pero de momento la llegada de Shaq (o su adaptación) está suponiendo más penas que alegrías para los Suns. Los tres partidos que ha disputado O´Neal con su nuevo equipo se han saldado con dos derrotas en su propia cancha, aunque los tres encuentros han sido frente a candidatos serios al anillo: Lakers, Celtics y Pistons. Como comentaba en un anterior post sobre la llegada de Shaq, los Suns han perdido mucho no con la llegada de O´Neal, sino con la marcha de Shawn Marion, uno de los puntales del “run&gun” de Arizona.

Y quién más está acusando la ralentización en el juego de los Suns es su timonel, Steve Nash. Con una media en la temporada 11.4 asistencias ha visto como sus números se reducían a casi la mitad en estos tres partidos (6.3) y cómo ha tenido que aumentar su presencia anotadora, con el consiguiente desgaste físico que puede hacer que no esté en condiciones en Playoffs. Y este desgaste físico es el que ha impedido que luchen por el anillo en condiciones los tres últimos años, sobretodo por la nula o poca utilización del banquillo por parte de D´Antoni, que incluye a siete jugadores y medio en la rotación (debería cambiar de mentalidad, porque sino llegan los jugadores quemados al tramo de temporada en el que los tienes que tener a tope).

Desde un punto egoísta, Stoudemire ha mejorado sus números y se encuentra mucho más suelto en la cancha. Se le ve más entonado y con nuevas energías. El equipo le busca mucho más y ya no tiene la competencia dentro y fuera de la cancha que suponía Marion.Pero como he dicho, todavía es pronto para opinar y si Shaq se pone en forma los Suns serán un equipo casi imparable. A Diesel le veo muy voluntarioso y con energías renovadas, por lo que los Phoenix habrán perdido rapidez, pero con un O´Neal en condiciones tendrán a un jugador casi imposible de defender con un jugador capaz de surtirle de balones (Nash).

Shaq con Suns 

Larry Foust, el subcampeón

Larry Foust         Por Carlos M.

Hay gente que nace con suerte y gente que nace sin ella. Eso lo sabe todo el mundo, y los aficionados a la NBA más que nadie. Robert Horry es un ejemplo de los primeros. Si los más desafortunados de la liga formaran una asociación, su presidente honorífico debería ser Larry Foust, pívot que llegó a ser ocho veces “all star” en la década de los cincuenta y que ostenta el poético honor de haber disputado y perdido cinco finales con tres equipos diferentes.

Foust nació en 1928 y su estatura de 6 pies y nueve pulgadas le dio para jugar de alero alto e incluso de pívot intimidador en el baloncesto de mediados del siglo XX. En el campeonato escolar de Pennsylvania logró encestar la canasta que dio a su instituto el título, y poco después brilló durante cuatro años en la Universidad de LaSalle (Chicago). Pudo haberse quedado en la ciudad cuando los Chicago Stags le escogieron en quinto lugar en el Draft de 1950, pero la franquicia se disolvió y Larry terminó recalando en los Pistons de Fort Wayne, una pequeña ciudad del estado de Indiana.

De cualquier gran estrella se admira su regularidad, pero sobre todo un puñado de imágenes inolvidables en partidos decisivos. No hay más que recordar los 63 puntos de Jordan en el Boston Garden. Nada más opuesto a Foust, que era peculiar hasta para elegir sus actuaciones estelares. Su primer momento de gloria llegó el 22 de noviembre de 1950, cuando anotó la canasta decisiva en un partido que los Pistons ganaron a Minneapolis Lakers por 19-18, la anotación más baja en la historia de la NBA. Algunos ancianos de Nueva York aseguran que Larry Brown vio con diez años aquel partido y quedó enamorado para siempre de este deporte.

El caso es que Foust comenzó a hacerse un hueco entre los mejores hombres interiores de la liga y Fort Wayne consiguió hacer un equipo competitivo. En 1955 alcanzaron la final por primera vez. Su rival era Syracuse Nationals, una franquicia que, entrenada por el legendario Al Cervi, ya sabía lo que era ganar un campeonato. De aquel duelo también se recuerda que los Pistons tuvieron que jugar sus partidos como local en Indianapolis, porque su sede habitual fue ocupada durante aquellos días por un apasionante torneo de bolos. Eran otros tiempos en la NBA y en Estados Unidos. Pese a todo, aquella final resultó ser una de las más emocionantes de la historia.

Los dos primeros partidos se disputaron en Syracuse y terminaron a favor de los Nationals con tanteos ajustados. La serie viajó a Indianapolis y, en los tres siguientes encuentros, los Pistons lograron dar la vuelta a la eliminatoria y situarse con un 3-2 a favor. Quedaban dos partidos en Syracuse y la situación parecía favorable a los de Indiana. En el sexto choque los Nationals lograron llevar la final al séptimo partido y contar con el “factor cancha” a favor.

Los Pistons jugaron el partido decisivo sin dar muestras de desilusión por haber dejado escapar la primera oportunidad. Todo el mundo dio por hecho que el anillo sería suyo cuando, poco antes del descanso, alcanzó una ventaja de 17 puntos. Un año antes el título hubiera sido suyo sin discusión, pero aquella temporada se había puesto en marcha la regla de los 24 segundos y Syracuse pudo remontar en la segunda mitad.

A falta de 12 segundos, los Nationals se pusieron un punto arriba (92-91) gracias a dos tiros libres. La jugada de los Pistons estaba clara: buscar a Larry Foust. Sin embargo, el base Andy Phillip perdió el balón pocos segundos antes de que sonase la bocina y el campeonato fue para Syracuse.

Desde entonces se ha especulado mucho sobre la implicación de jugadores de los Pistons en el negocio de las apuestas, que supuestamente les habría proporcionado ganancias millonarias tras dejarse ganar en el partido decisivo. De cualquier manera, Foust terminó la temporada en el quinteto ideal de la liga y con un meritorio subcampeonato.

Fue la derrota más dramática en su carrera, pero un año después llegó otra final con los Pistons, que cayeron derrotados frente a Philadelphia Warriors por un contundente 4-1.

Foust hizo valer su condición de estrella de la liga para fichar por una de las franquicias ganadoras. En 1957 llegó a los Minneapolis Lakers, que poco antes habían perdido a su pívot titular, el demoledor George Mikan. El primer año no fue bueno, pero en 1959 alcanzaron la final. Fue el primer duelo Lakers-Boston de la historia y aquellos Celtics entrenados por Red Auerbach eran mucho equipo. El resultado fue una nueva derrota para Foust, esta vez por 4-0.

Ya pasados los 30 y consolidado como una estrella fichó por otro de los equipos más potentes de mediados de siglo, Saint Louis Hawks, con el que tuvo tiempo de alcanzar las finales de 1960 y 1961, en ambos casos frente a los Celtics. Sucedió lo que tenía que suceder. Perdió por 4-3 y 4-1 y, un año después, en 1962, anunció su retirada a los 33 años.

Larry Foust murió el 28 de octubre de 1984 sin entrar nunca en el Salón de la Fama y sin ningún anillo, a pesar de lograr más de 11.000 puntos y 8.000 rebotes. Tampoco llegó a tiempo de ver a sus Pistons ganar en 1989 y 1990 los dos primeros anillos de la franquicia. Su historia me hace detestar aún más a gente como Robert Horry.

Basket Life, nueva revista de baloncesto

Por fin ha salido una nueva publicación de baloncesto en España. Tras haber pasado épocas mejores en las que visitabas un quiosco y podías elegir entre cuatro o cinco publicaciones, hasta hace unas semanas la oferta se limitaba a Revista Oficial NBA y Gigantes. Pero desde hace unos días se ha sumado Basket Life. Así que le damos la bienvenida. En cuanto a contenido tratará tanto baloncesto FIBA como NBA y cuenta con muchas secciones, quizás demasiadas. Supera las 100 páginas y tiene una maquetación un poco desordenada, con demasiadas fotos por página (aunque bastante buenas) y se hace un poco confusa y complicada de leer (los textos no tienen continuidad, son cortados continuamente por fotos o recuadros). Una lectura que, por otro lado, se agradece, pues los textos están muy bien escritos. Para el nº1 han tratado temas no muy originales (Jordan, jugadores más altos, Iverson…), pero la publicación promete, aunque, como he dicho, me parece que tiene exceso de fotografías y poco texto, como ocurre también con Revista Oficial NBA. Lo dicho, ¡bienvenida!

Revista Basket Life 

Fichajes NBA de última hora

Muchos equipos apuraron hasta el jueves para hacer sus últimos traspasos. Muy importantes las adquisiciones de Cleveland que, como ha ocurrido con Lakers, lo convierten en un candidato aún más serio en el Este. Destacaría la incorporación de Joe Smith, que lleva dos meses a un nivel excelente, toda un sorpresa para este nº1 del draft de 1995 que nunca ha llegado al nivel que se esperaba de él. También muy interesante incorporar un tirador de la talla de Wally Szczerbiak; ya se ha visto el impacto que ha tenido Korver en Utah.

Traspaso a tres bandas:

  • Cleveland: Ben Wallace y Joe Smith y una segunda ronda del draft de 2009 de Chicago,  y Wally Szczerbiak y Delonte West de Seattle.
  • Chicago: Drew Godden, Larry Hughes, Shannon Brown y Cedric Simmons de Cleveland.
  • Seattle:  Donyell Marshall e Ira Newble de Cleveland más Adrian Griffin de Chicago.

Otro intercambio a tres bandas:

  • Nueva Orleans: Bonzi Wells y Mike James de Houston.
  • Houston: Bobby Jackson, Adam Haluska y la segunda ronda de 2008 de Nueva Orleans, más lo derechos de Sergei Lishouk de Memphis.
  • Memphis: Marcus Vinicius de Nueva Orleans y los derechos de draft de Malik Badiane de Houston.

Otros traspasos: 

  • Detroit adquiere a Juan Dixon y dinero a cambio de Primoz Brezec, que viaja a Toronto (gran refuerzo para el escaso juego interior de los Raps).
  • Gerald Green de Minesota va a Houston a cambio de  Kirk Snyder, una segunda ronda de 2010 y dinero.
  • Denver adquiere a Taurean Green a cambio de Von Wafer (Portland).
  • San Antonio se hace con Kurt Thomas y pierden a Francisco Elson, Brent Barry y la primera ronda del draft de 2009, que van a parar a Seattle. 

   

Cómo ganar millones y luego ser pobre

Los jugadores NBA, por lo general, ganan ingentes cantidades de dinero que en muchos casos no son capaces de asimilar. Muchos de ellos, una vez retirados, se quedan en la ruina a pesar de haber ganado miles de millones de dólares a lo largo de su carrera. La NBA es consciente de este problema y ofrece formación y asesoramiento en temas financieros. De hecho, los rookies están obligados a asistir a unos cursos durante el verano previo a incorporarse a sus equipos, donde se les habla de los “peligros” de ser una estrella de la NBA (estafas, apuestas, líos de faldas, etc.).

Pero esto no es suficiente. Sobretodo en los jugadores de raza negra, o los que vienen directamente del guetto, con su cultura y todo lo que implica, que tienen unos valores como los ayudar al hermano o estar siempre cerca del barrio. Un ejemplo de esto fue Carmelo Anthony tras llevarse el oro en Atenas 2004. Al regresar a su barrio no se le ocurrió otra cosa que tirar su medalla de oro a un lago, emulando a Muhammed Ali. Un amigo suyo grabó en vídeo cómo Melo se sentía orgullo y lo comentaba con sus amigos del barrio. Al salir a la luz pública fue duramente criticado y Carmelo tuvo que rectificar ante los medios.

La edición electrónica de DEIA ha publicado un fantástico artículo sobre las deudas de los ex jugadores y como muchos han acabado en la más absoluta ruina (Sprewell, Pippen). No tiene desperdicio:

 

Gasol gana hasta en los entrenamientos

Parece que desde su llegada a los Lakers todo le sale bien a Pau Gasol. No ha tenido ni un solo partido malo, ha cosechado actuaciones espectaculares y ha hecho mejores a sus compañeros (Odom, Vujacic, Radmanovic, Farmar, etc.). Sus dolores de espalda ya no parecen un problema. Hay unanimidad en la prensa norteamericana en elogiar su juego (cosa que no ocurría en Memphis) y califican su aportación como factor decisivo para que los Lakers puedan llevarse otro anillo. Su traspaso es considerado el más importante, por encima de jugadores tan mediáticos como O´Neal y Jason Kidd.

Pero incluso en los entrenamientos con su nuevo equipo todo parece a su favor. Hace pocos días Pau ganó el concurso del tiro de medio campo con su primer lanzamiento, que entró limpio. Y, además, se llevó 100$ de cada jugador. El propio Gasol lo confirmaba tras acabar la sesión: “Y también gané el de triples con los hombres altos”. 

Los Lakers dan el primer golpe en la mesa

El de anoche era el primer choque importante de Gasol como Laker (sin contar el partido en Orlando). Nada más y nada menos que los Suns con el estreno de Shaq. Y en su casa. Un partido con mucho morbo, sobretodo por los enfrentamientos en los dos últimos Playoffs, con canastas en el último segundo y los piques Bell-Kobe. Fue un partido de verdad, como si fuese de Playoff. Los Lakers jugaron de tú a tú a los Suns, que se vieron sorprendidos por el descaro de los angelinos y por unos inspiradísimos Kobe y Gasol.

Los Suns tenían un arma escondida que no sabrían si funcionaría o no. Shaq al comienzo se le vio que no estaba agusto del todo en la pista, también provocado por su larga ausencia por lesión. Pero según fue avanzando el partido se fue entonando y acabó cuajando un muy buen partido. Pero los Lakers tenían claro que este partido era clave, que era el momento de confirmar a la Liga que son candidatos al anillo. Cuajaron un partido genial en el que sólo hubo una fisura, el rebote, sobretodo el ofensivo, en el que Amaré Stoudemire se erigió como un coloso ante una débil defensa. Ahí Pau debe ponerle un punto más de agresividad y colocación (sólo 3 rebotes), aunque cuando vemos el trabajo que hizo sobre O´Neal se le perdona: encomiable su esfuerzo por pararle pese a la diferencia de kilos (le costó más de un arañazo en hombros y espalda, y cayó al suelo con Shaq casi encima de él).

Finalmente destacaría del partido un matazo de Gasol frente a Barbosa y Stoudemire a falta de 5 minutos, cuando los Suns achuchaban, que dejó alucinado a todo el mundo (Vujacic saltó encima de Gasol para celebrarlo e incluso Gasol pegó un grito de rabia). Impresionante.

Gasol mate sobre Barbosa y Stoudemire 

Semi Pro, nueva película sobre baloncesto

Semi Pro es una comedia tipo Zoolander / Starsky y Hutch (o al menos eso parece), que no será una obra maestra pero que al menos promete ser entretenida y que tendrá algún que otro gag bueno. Y para los amantes del baloncesto tiene el aliciente que su trama gira entorno a un equipo de la ABA el año anterior de que cuatro de los equipos de esta liga comercial se uniesen a la NBA. Por lo tanto, la película está ambientada en la década de los 70, por lo que la banda sonora (por lo escuchado en el trailer) parece que será muy potente: funky y música disco de la buena. Además, los peinados afro y las chaquetas horteras están garantizadas junto con las equipaciones clásicas de los equipos de esta época; los New York Nets de Julius Erving y los San Antonio de George Gervin. Os dejo con el trailer:

Semi Pro 

Decepcionante concurso de mates

Para muchos este concurso de mates de Nueva Orlean 2008 ha sido uno de los mejores, al menos de los últimos 10 años. Para mi no es que haya sido malo, sino que no ha cumplido las enormes expectativas que tenía en él (de nuevo el marketing me jugado una mala pasada). Aunque, curiosamente, Dwight Howard me ha sorprendido gratamente y todos sus mates han sido buenísimos (bueno, si consideramos el de Superman como mate, pues no toca el aro). Gerald Green no estuvo mal (muy bueno apagando la vela), pero en cambio Jamario Moon hizo el mate mucho más adelante de lo esperado y sin llevar el balón en carrera; Rudy Gay simplemente estuvo correcto, sin arriesgar nada.Vídeo con los mejores mates All-Star 2008 – Slam Dunk Contest.

 Howard concurso mates 2008