Archivos Mensuales: enero 2008

Promo Inside Kevin Garnett

Buceando por la Red me he topado con esta promoción de la NBA. Hay de otros jugadores (Howard, Iverson y Kobe Bryant), pero esta es, sin duda, la más graciosa. Cuando la veáis me entenderéis porqué lo digo. “Big Ticket” en estado puro. Impagable la mirada que le hecha a Kristic (¿alguien sabe qué le dice? Me lo imagino). Me encantan estos vídeos.

   

Anuncios

… Y Webber regresa a los Warriors 14 años después

Webber 1994    Webber 2008

“Con gran orgullo y humildad anuncio mi regreso a los Golden State Warriors, el lugar donde todo comenzó”. Con estas palabras Chris Webber confirmaba su vuelta al equipo californiano y a la NBA tras pasarse todo lo transcurrido de temporada sin equipo. Ya no es el de antes, tiene las rodillas bastante cascadas que le impiden rendir a su nivel, pero a sus 34 años resultaba chocante que no estuviese en ningún equipo todavía con mucho baloncesto que ofrecer en sus manos. Es uno de mis jugadores favoritos, un ala-pivot que reinventó su puesto junto con Charles Barkley y Kevin Garnett. Su visión de juego, su creatividad, su fuerza y contundencia, su tirito de cinco metros, sus contragolpes (cuando las piernas le respondían), sus movimientos al poste… Lo tenía todo, sobretodo cuando jugaba en los Kings de principios de 2000.

Como bien ha dicho Webber, ha vuelto al equipo donde comenzó su andadura en la NBA, allá por el año 1994. Fue número 1 del Draft de aquel año (elegido por los Magic que traspasaron su elección a los Warriors) y elegido Rookie del Año. Pero no fue una temporada fácil a pesar de que compartía plantilla con Chris Mullin y un jovencísimo Latrell Sprewell. El galardón como novato del año se vio empañado por una relación tormentosa como pocas (el affair Shaq-Bryant se queda en una broma) con el entrenador, Don Nelson. Curiosamente el actual técnico de Golden State Warrior es… adivínenlo… sí, Don Nelson. Nunca llegaron a conectar, ni en los planteamientos dentro la cancha ni en el trato fuera de la misma. Webber, con gran soberbia, quería hacerse con el control del equipo, ser el líder, algo que Nelson no estaba dispuesto a permitir. En una ocasión, durante un contragolpe frente a Charlotte, Webber realizó un pase por la espalda que terminó en la manos de un aficionado de la grada. Nelson lo sentó inmediantamente. Situaciones como esta fueron habituales a lo largo de toda la temporada y los Warriors  traspasaron a final de temporada a su mejor hombre y una de las mayores promesas de futuro de la Liga junto a Shaquille O´Neal. Su destino fueron los Washington Bullets, donde se volvió a juntar con Juwan Howard tras haber estado juntos en Michigan State y formar una de las mejores parejas de hombres altos del baloncesto universitario.

Por un lado resulta lógico que Webber vuelva a donde empezó, a sus raíces, tal y como hizo el año pasado al pasar por el equipo NBA donde él nació, Detroit Piston (estado de Michigan). Pero resulta muy extraño que vuelva con el entrenador que provocó su salida de ese equipo. Aunque durante todos estos años ni se dirigieron la palabra, hace año y medio, en el verano de 2007, Nelson parecía que había enterrado el hacha de guerra y comentaba lo siguiente: “Creo que ambos hemos madurado mucho. Él ahora es una persona diferente. Es mayor. Le vi en Detroit y le di un fuerte abrazo. Pasamos parte de nuestra vida juntos. Una parte muy pequeña, pero afortunadamente ambos aprendimos sobre ello”. Y desde entonces (al menos eso quiero entender yo), Webber también parece que ha aprendido de aquello y viene con una actitud diferente que se desprende de sus palabras en la presentación:  “Con gran orgullo y humildad anuncio mi regreso a los Golden State Warriors”.

Yo ya era fan de los Warriors por el juego que practican (y por Baron Davis), pero desde ahora soy fan a muerte de estos Golden State y su “small-ball”. Larga vida a Chris Webber. Y a Don Nelson, uno de los mejores entrenadores de este deporte. A ver si es verdad que no tienen los problemas de antaño, porque el puesto de Ala-Pivot y Pivot son uno de los puntos débiles de este equipo. 

El traspaso de Kidd es inminente

jason kidd

Desde la pasada temporada el posible traspaso de Jason Kidd a otra franquicia ha sido una realidad en boca de todos. A estas alturas de hace un año estuvo a punto de fichar por los Lakers ante las sabidas insistencias de  Kobe Bryant de reforzar el equipo angelino. Pero al final no pasó nada. Ni siquiera los propios Nets a través de su presidente, Rod Thorn, han ocultado esta posibilidad. Pero lo que tienen claro es que no lo traspasarán por nada a cambio: “Cualquier trato que hagamos tendrá sentido para nosotros (los Nets)”, comentaba anoche Thorn. Estas declaraciones surgieron como respuesta al deseo de Kidd de salir de Nueva Jersey tras una nueva derrota de su equipo, la novena seguida, que hizo el base explotase: “Es hora de moverse”. Frase definitoria que se completo con la siguiente: “A veces, cuando estas sobre una ola llegas al final y eso es lo que hay. Ahí es donde estamos ahora”.

Kidd se encuentra molesto por la situación deportiva (que no le permite luchar por el ansiado anillo con un equipo tan poco competitivo) y por su relación con la franquicia, que vio como le negaba una extensión de su contrato tras renovar a Carter por cuatro años y 61.8 millones de dólares. Jason Kidd está ofreciendo su mejor baloncesto en estos dos últimos años (con su habituales malos porcentajes de tiro) a pesar de sus 34 años, como le está ocurriendo a Steve Nash, quizás en un intento de “venderse” mejor al resto de franquicias. Ahora solo queda ver si este año convencen a los Nets con un buen traspaso; Kidd lo merece.

Si recae en un equipo con aspiraciones (Lakers, Nuggets, ¿Suns?, Rockets…) automáticamente lo convertirá en favorito. Doy por hecho que los Nets no querrán reforzar a ningún equipo de su Conferencia, como suele ocurrir en estos casos (recordad los traspasos de Iverson, Rashard Lewis, Ray Allen, Garnett, McGrady, etc.).

Forest Whitaker hará de entrenador en la película “Patriots”

Forest whitaker con el Oscar en sus manos

Pronto comenzará el rodaje de otra película que tiene el baloncesto como telón de fondo. Nuestro querido deporte no ha tenido suerte con el séptimo arte y salvo un par de títulos (“Blue Chips”, con Shaq y Penny Hardaway compartiendo pantalla con Nick Nolte, y “Space Jam”, con Jordan y varias estrellas más de la NBA), casi todas las películas que han tomado como excusa el baloncesto han sido de un nivel bastante pésimo. Sin ir más lejos, otra película reciente que giraba entorno a un entrenador, protagonizado por Samuel L. Jackson y titulada “Coach Carter”, fue una completa decepción. Jackson parecía una garantía de cierta calidad, pero el resultado final es la típica película blanda para quinceañeros jankys.

Y mucho me temo que a pesar que Forest Whitaker va a estar al frente del proyecto (inolvidable su papel como Charlie Parker en “Bird” o como el dictador Idi Amin Dada de “El último rey de Escocia” por la que se llevó el Oscar al mejor actor en 2007), la película “Patriots” (nombre provisional) no va ser más que correcta por culpa de quién estará detrás detrás de las cámaras: Tim Story, responsable de engendros infumables como “Taxi: derrape total” y “Los cuatro fantásticos”. Quizá la cinta se salve por otro de los talentos, a parte de Whitaker, de la película, el guionista Robert Eisele, que recientemente intervino en “The great debaters” (dirigida y protagonizada por Denzel Washington y donde también participa Whitaker), que se estrenará próximamente y promete ser buena.

Estaremos pendientes del estreno de “Patriots” y ver cuál es el resultado. Yo confío en Whitaker, porque siempre cuida muy bien la elección de sus papeles y siempre hace películas que, por lo menos, son interesantes. Esperemos que esta vez tampoco se equivoque. Para ampliar la información visitad esta página.

Moon: Calentando motores para el concurso de mates

No es un mate reciente, pero no lo había visto hasta hoy y he alucinado un poco. Fijaos desde donde salta y llega sobrado. Muy plástico en el movimiento y encima encogiendo las piernas. Este Jamario Moon es tremendo. Ojalá intente un mate a dos manos desde tiro o más lejos, porque está capacitado para ello. Sería increíble. Os dejo con este que hizo frente a Nueva Orleans. 

Confirmados los participantes del concurso de mates

 Jurado concurso mates

Hace unos días se ha hecho oficial la lista de participantes para el concurso de mates (Slam Dunk Contest) del Allstar de Nueva Orleans 2008 que tendrá lugar el próximo 17 de febrero. Demostrarán su habilidad (o fuerza) machacando el aro Gerald Green (Timbervolves), que repite y defiende el título conseguido en 2007, Dwight Howard, otro que estuvo en la edición anterior, Rudy Gay (Grizzlies) y Jamario Moon (Raptors). Como viene siendo habitual en las últimas ediciones, la participación se reduce a 4 jugadores buscando el dinamismo de la competición pero que, en mi opinión, le quita vistosidad porque se quedan fuera muchos jugadores vistosos y con ganas de participar. Por otro lado, esta competición ha perdido gran parte de su atractivo porque ya parece todo inventado y porque siempre tengo la sensación que cada vez dejan menos tiempo y menos número de mates, de nuevo para hacer el fin de semana más dinámico y no aburrir a los espectadores. Quizá el problema esté en dar espacio y tiempo a concursos absurdos (habilidades, famosos,…) y no centrarse únicamente en los verdaderamente importantes como ocurría en los 80 y 90: mates, triples y el partido Allstar. Y sobretodo que no participen también las superestrellas ocurría aquellos años. ¿Os imagináis un concurso con Wade, Bryant, T-Mac, Lebron y cia.?

En cualquier caso, las últimas ediciones siempre han dejado momentos increíbles y salvo un par de ediciones, todas han tenido un buen nivel. Gerald Green y Josh Smith, sin ir más lejos, han ofrecido mates realmente buenos. Me viene a la cabeza el mate de Josh a dos manos saltando casi desde el tiro libre (Dr. J y Jordan lo hicieron a una mano) que curiosamente no fue bien puntuado el año pasado. También ha habido momentos graciosos, como la participación durante dos años seguidos de Christian Andersen, que en una ocasión necesitó de hasta diez intentos para realizar un mate más bien normalito, con la consiguiente mofa del público.

Este año todas las miradas girarán entorno a Jamario Moon, la gran sorpresa del año. Durante la temporada ha demostrado que a sus 27 años y siendo un completo desconocido (ha recorrido todas las ligas comerciales de Estados Unidos) se puede machacar el aro rival con tremenda violencia y clase a partes iguales. Destaca por su poco peso, que le permite estar más tiempo en el aire y ser ágil en sus movimientos, y me recuerda mucho a Marcus Haislip de Unicaja de Málaga, otro saltarín de la ACB que además es un extraordinario jugador. Moon asegura que tiene un par de truquillos que todavía nadie ha visto y que sorprenderá a muchos. Suena a la típica declaración que se hace antes de estos eventos, esperemos que sea verdad. Por otro lado, Howard me da la impresión que también se dejó un par de mates interesantes que no pudo mostrá porque fue eliminado antes de la final. Lo de poner la pegatina en el tablero estuvo muy bien y, de nuevo, poco valorado. En cualquier caso este concurso de mates del Allstar 2008 seguro que estará entretenido.

Enlace con NBA.com donde aparecen los mejores mates de cada concursante. 

Descarga del Celtics-Raptors del 28 de enero

Para aquellos que no hayáis podido ver la exhibición de Calderón y, en general, de los Raptors, o bien queráis tenerlo guardado, os pongo el enlace para que descarguéis el Celtics-Raptors del 23 de enero de 2008. Así aprovecho y os presento esta maravillosa página donde podéis conseguir multitud de partidos NBA, casi siempre con audio en inglés. De los Raptors ponen prácticamente todos sus partidos. A disfrutar. 
 

Calderón se doctora en la NBA

Jugadores abrazan a Calderón tras el encuentro   Calderón celebra una canasta

Muchos son los alumnos que año tras año se matriculan en la NBA. Pero pocos son los que van sacando buenas notas a lo largo de los cursos. Y muchos menos los que destacan y consiguen doctorarse en una liga tan complicada para triunfar como es la NBA. Para doctorarse no vale cualquier universidad, hay que hacerlo en las más prestigiosas del país como lo era anoche en cancha del líder de la Liga y el equipo más laureado del campeonato, el TD Banknorth Garden de Boston Celtics. Y Calderón anoche lo consiguió. El jugador extremeño ya había protagonizado muy buenas actuaciones, sobretodo en los pasados Playoffs frente a los Nets, pero ninguna como la de anoche frente a los Boston Celtics del “Big Three”. Con una lectura de juego rozando la perfección y un grandísimo acierto en los tiros, eligió muy bien cuando lanzar y dominó el partido a la perfección, salvo en un par de momento puntuales. Y lo hizo con los Raptors yendo a remolque casi todo el partido. Lo importante de su actuación fue que aportó cosas positivas en forma de canasta o asistencia en todas las últimas posesiones de su equipo, huyendo de la precipitación y sin que le temblase el pulso en su tres tiros libres decisivos. Actuó como una superestrella de la NBA.

Una jugada resume el potencial de Calderón. Su bandeja sobre Paul Pierce con falta incluida a falta de 10 segundos que puso a los Raptors dos arriba tras ir perdiendo por uno (convirtió el tiro libre). Pero lo mejor fue la cara que se le quedó a Pierce queriendo protestar la falta pero resignándose ante lo que había ocurrido: que le habían pasado por encima en la jugada decisiva del partido. Su cara recordaba a la que puso Garnett hace años cuando el rookie blaquito de los Grizzlies Gasol le hizo un mate en su cara con falta incluida (curiosamente la jugada que doctoró a Gasol en la NBA). Impagable también el momento en el que cae Calderón y se queda sentado en el suelo mirando al banquillo de los Celtics como diciendo: “Esto no os lo esperabais, ¿eh?”. Pues sí, debieron esperarlo, porque el partido de José Manuel Calderón es para enmarcar. Sus números son para recordar, pero también lo es en los momentos que los marcó y cómo repartió las asistencias. Su ficha al final del encuentro reflejaba 24 puntos, 13 asistencias, 3 robos y 2 rebotes, con unos porcentajes espectaculares: 8/10 en tiros de campo, 3/4 en triples y 5/5 en tiros libres. Su actuación quedó manchada con 4 perdidas. Esta exhibición cotizará aún más alto en el mercado a un Calderón que a final de temporada termina es agente libre.

Como dato curioso, en la retransmisión norteamericana nombraron a Paul Pierce jugador del partido a falta de dos minutos. No sabían lo que venía a continuación. Y para colmo, tras terminar el encuentro entrevistaron a Bosh, como si hubiese sido la estrella (aunque hizo buen partido, como Parker y Bargiani). Por lo menos eligieron como jugada del partido la susodicha bandeja de Calde.  

Ya están disponibles las zapatillas Jordan XXIII

zapa jordan xxiii a zapa jordan xxiii b zapa jordan xxiii c

Michael Jordan siempre ha creado escuela, tanto dentro como fuera de la pista. Su carrera como jugador ha sido ejemplar y es envidiada por cualquier aficionado a este deporte. Kobe y Lebron, por poner dos ejemplos, tienen un juego personal que los distingue, pero en el fondo siempre han aspirado a conseguir lo mismo que el “hijo del aire”. Fuera de la cancha llevó el concepto del marketing a su máxima potencia, creando una marca propia (Jordan Brand) en paralelo y abanderada por la todopoderosa Nike, en una época en la que la NBA se empezó a hacer cada vez más global a finales de los 80 (Dr. J, los duelos Celtics-Lakers, Badboys,…).

Y las zapatillas de Jordan siempre han sido la seña de identidad de esta maquinaria de marketing. Desde el primer año en la NBA, Nike apostó fuerte por Michael y ya lucía una playeras personales, aunque todavía no bajo la Jordan Brand. De hecho, en aquella época, la temporada 1984-85, no se podían llevar zapatillas que fuesen blancas y las que Jordan llevaba eran rojas y negras, por lo que Nike tuvo que pagar una multa cada vez que Jordan jugaba un partido, es decir, 82 multas. En temporadas posteriores la NBA rectificó y cambió la norma, dando libertad a los jugadores a vestir el modelo que quisiesen. Jordan ha sido un innovador hasta para esto.

Aunque Jordan no está en activo, cada año ha estrenado un modelo que ha sido consumido compulsivamente por los aficionados. Los modelos más antiguos se han convertido en piezas de coleccionista por las que se pagan cifras elevadísimas en cualquier subasta (véase Ebay.com). Y para saciar la sed de los colecciónistas desde 2004 se pueden adquirir las ediciones “retro” de todos los modelos que han ido apareciendo. Hoy, en 2008, sale el modelo número XXIII, es decir 23 años después de las primeras y un número que coincide con el dorsal que lucía a la espalda. Incluso, en la presentación oficial en el United Center de Chicago ante un selecto grupo de periodistas especializados se invitó únicamente a 23 profesionales. Todo gira entorno al 23. Precisamente por ser el número 23 se rumorea que pueda ser el último modelo, algo que dudo mucho. De hecho, Jordan en dicha presentación dijo que “no va a haber un zapatilla mejor en el mercado… hasta que volvamos a hacer otra”.

De este modelo se lleva hablando y esperando ansiosamente mucho tiempo, hasta que por fin el próximo día 25 de enero estará disponible en las tiendas. El modelo, para mi gusto, no es el mejor de todos los que han sacado, pero no están nada mal, sobretodo las blancas, aunque todas son un pelín cantosas.

T-Mac pierde fuelle y apoyo

t-mac.jpg 

Desde su llegada a Houston hace varias temporadas Tracy McGrady no ha tenido ninguna temporada tranquila a excepción de la primera. Desde que está en la franquicia tejana no ha dejado de sufrir problemas físicos, incluido un desmayo en cancha. El más grave han sido los problemas de espalda de las dos últimas temporadas pasada, que le costaron muchos partidos (35 la 2005-06) y que parececían no tener solución, porque cuando regresaba para jugar volvía a recaer. Hasta que encontró la salvación en el fisioterapeuta del tenista Andy Roddick, cuyas manos milagrosas han hecho que T-Mac se olvide de estas molestias.

Pero esta temporada ha sido la rodilla derecha la que le está quitando la sonrisa al escolta de Houston, que entre diciembre y enero le ha tenido apartado 11 partidos. Desde su vuelta hace dos partidos no está saliendo de titular porque no está al 100%. De hecho, el propio jugador no garantiza que pueda disputar el partido del Allstar del próximo mes de febrero.Estos problemas están pasando factura al juego de McGrady. Desde hace dos temporadas no es el mismo, le falta la explosividad de antaño, su juego no es tan vistoso y cada vez es más conservador (curiosamente lo mismo que le está pasando a su primo, Vince Carter, también con numerosos achaques físicos). Todavía es capaz de hacer grandísimos partidos y explosivos mates, pero cada vez son más esporádicos debido a que se ha convertido en un jugador tremendamente irregular.

Pero por si esto no fuera poco, la prensa y los aficionados no paran de recordarle que sus equipos nunca han sido capaces de pasar la primera ronda de Play-Offs, algo que parece que le está debilitando psicológicamente. En Houston piensan que el equipo juega mejor sin él (7-4 sin él en los 11 partidos que ha estado lesionado) y que le falta la mentalidad ganadora para llevar a los Rockets lejos en postemporada. Yao Ming si parece ser el líder dentro y fuera de la cancha. Este año había muchas esperanzas puestas en este equipo (incluido yo), sobretodo por la incorporación de Rick Adelman al banquillo (y la marcha de Van Gundy), así como la recuperación de Bonzi y la rápida adaptación de Luis Scola al juego NBA. Pero ahora que el equipo no marcha como debería, todas las miradas críticas apuntan a T-Mac como culpable. 

Garnett líder de venta de camisetas

El éxito de los Boston Celtics no está pasando desapercibido para los analistas de la NBA, que elogian una y otra vez el llamado “Big Three” (Ray Allen, Kevin Garnett y Paul Pierce) y su excelente récord de victorias. Pero asimismo este éxito ha provocado la vuelta de la “fiebre verde” entre los aficionados a la NBA, tal y como se produjo hace dos décadas, que vuelven a devorar todo el merchandising del equipo bostoniano. Tal ha sido la subida que ha pasado de las últimas plazas a la primera en este ranking, por encima de los Lakers, Knicks y Bulls. Y en gran medida este incremento se debe a tener una superestrella del calibre de Kevin Garnett, líder en la venta de camisetas con su número 5. Esta clasificación siempre ha estado comandada en los últimos años por Bryant, Lebron James o Iverson, que se han visto sorprendidos por el éxito de los Celtics y un Garnett que, si bien siempre ha estado en puestos altos en cuanto a ventas de camisetas (a excepción de la última), nunca había estado tan arriba: esta temporada ha triplicado el número con respecto a la temporada anterior.

Retro: Manute Bol pone 4 tapones en una jugada

Algunos ya lo habréis visto, pero nunca está de más verlo otra vez, sobretodo por lo cómico de la situación. De vez en cuando se ven jugadas en la que parece imposible anotar, por muy cerca que se esté de la canasta, en donde el rival tapona todos tus lanzamientos. Pero nunca antes (en la NBA) un solo jugador había puesto 4 tapones seguidos en la misma jugada. Y lo consiguió Manute Bol (2,31 metros). Decía que es cómico porque prácticamente no salta en ninguno de ellos, parece que está cazando moscas.Pero como la vida no siempre es “maravillosa”, Manute se despertó otro día y se encontró que un base de 1,67 metros, Spud Webb, le plantaba un mate en sus narices (“in your face”) en un partido oficial. Increíble.